Se trata de una auditoría de las instalaciones eléctricas a nivel residencial, comercial o industrial. Uno de sus principales propósitos, es garantizar la seguridad de las personas y de las instalaciones físicas.



El objetivo es conocer si éstas, cumplen con las Normas Oficiales Mexicanas (NOM-001-SEDE-2011, Instalaciones eléctricas de Utilización y la NOM-029-STPS-2011, Mantenimiento de las instalaciones eléctricas en los centros de trabajo-Condiciones de seguridad), relativas a las instalaciones eléctricas y con el fin para la cual fueron diseñadas de acuerdo con una ingeniería eléctrica.



Los peritajes eléctricos deben ser efectuados por un perito eléctrico, una persona experta y certificada por una institución reconocida que avala los conocimientos técnicos y legales de la persona acreditada como tal.